Los retos para la futura Comisión: clima, Brexit, migración, comercio

Bruselas – De la reforma de la política de asilo al Brexit, pasando por las tensiones comerciales con Estados Unidos, estos son algunos de los principales retos que la próxima Comisión Europea, de la conservadora Ursula von der Leyen, deberá enfrentar a partir de noviembre.

Neutralidad de carbono en 2050 

Ursula von der Leyen se comprometió a convertir a Europa para 2050 en «el primer continente» con neutralidad de carbono, es decir, con un equilibrio entre emisiones y absorción de gases de efecto invernadero.

Pero antes, la alemana considera que la Unión Europea (UE) debe reducir sus emisiones de manera más drástica. «Nuestro objetivo actual del 40% para 2030 no es suficiente», dijo en julio, elevando la exigencia hasta un 50% o, incluso, un 55%.

La exministra alemana, que prometió un ‘Green Deal’ (Pacto Verde) en los primeros 100 días de mandato, también busca transformar una parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) en un «Banco Europeo de Clima».

Migraciones

En materia de migración, tema que divide profundamente a los europeos, Von der Leyen quiere proponer un «nuevo pacto para las migraciones y el asilo», para repartir mejor los esfuerzos en el seno de la UE y ayudar más a países como Italia, España o Grecia, en primera línea de la llegada de migrantes.

Reabrir las negociaciones sobre la reforma del reglamento de Dublín, que responsabiliza a los países de entrada a suelo europeo de los migrantes de gestionar sus solicitudes de asilo, también está sobre la mesa.

Además, la futura titular quiere acelerar el refuerzo de la Agencia de la Guardia de Fronteras y de Costas (Frontex), dotándola de 10.000 efectivos a partir de 2024 en lugar de 2027.

Digital

Su equipo deberá continuar el combate de la UE contra el poder incontrolado de los gigantes estadounidenses del sector digital, iniciado durante la Comisión de su predecesor, Jean-Claude Juncker.

El ejecutivo podría poner en marcha nuevas reglas que darían a Bruselas más poder en materia de protección de la vida privada y para luchar contra el discurso de odio.

La nueva Comisión podría además estudiar una reforma de las reglas europeas de Competencia, reclamadas por París y Berlín, para facilitar la creación de gigantes europeos y adaptarlas a la era digital.

¿Nueva relación con Reino Unido?

Von der Leyen debe asumir sus funciones un día después de la marcha de Reino Unido de la UE, prevista el 31 de octubre, pero en teoría. Aunque el primer ministro británico, Boris Johnson, quiere el Brexit ese día a toda costa, su parlamento exigió claramente una prórroga si no se logra un acuerdo con la UE antes.

Una vez la marcha efectiva de los británicos, la nueva Comisión se encargará de la negociación de la futura relación con Londres, especialmente en el capítulo comercial.

Tensiones comerciales

La próxima Comisión intentará preservar la tregua comercial alcanzada con el Estados Unidos de Donald Trump, que mantiene sus amenazas contra la industria automóvil europea.

El futuro comisario de Comercio deberá además gestionar las opiniones cada vez más hostiles a los tratados comerciales internacionales, vinculadas a cuestiones agrícolas o ambientales.

Tras alcanzar un acuerdo político sobre un pacto comercial con los países del Mercosur, el próximo ejecutivo deberá ultimarlo para proceder a continuación a su firma y ratificación.

En un contexto de guerra comercial entre Estados Unidos y China, con la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el punto de mira, la UE busca reafirmar su imagen de adalid del libre comercio.

Presupuesto plurianual

Los mandatarios de la UE debatirán en otoño el presupuesto plurianual 2021-2027, pese a que la Comisión Juncker habría preferido lograr un acuerdo antes del final de su mandato.

La propuesta del equipo saliente, que se eleva a 1,279 billones de euros de presupuesto para ese período, tiene controvertidos recortes en la Política Agrícola Común (PAC) y la política de cohesión, dos programas históricos de la UE.

El próximo presupuesto está previsto sin Reino Unido, un contribuyente neto, pero los países del bloque ya han mostrado sus reticencias a aumentar sus contribuciones.

Estado de derecho 

La comisión Von der Leyen hereda los procesos abiertos contra los gobierno de Hungría y de Polonia, acusados de adoptar medidas contrarias al Estado de derecho, especialmente en el ámbito judicial, y cuya relación con Bruselas es tensa.

La progresión de partidos populistas en Europa y su llegada a puestos de poder recrudecen la tensión y avanzan discusiones difíciles, sobre todo en la reforma del asilo.