La UE vive a crédito de los recursos del planeta

París –  La Unión Europea agotó el 10 de mayo todos los recursos que el planeta puede ofrecerle para el año, alerta el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), destacando que este «Día de la sobrecapacidad» cada vez llega antes.

«A partir del viernes, los europeos vivirán a crédito. Eso significa que si el mundo entero viviera como ellos, la humanidad habría consumido todos los recursos naturales que el planeta puede renovar en un año», subraya la asociación, que publica este informe con la ONG Global Footprint Network a dos semanas de las elecciones europeas.

Si la humanidad consumiera tanto como los europeos en ámbitos como la pesca, la agricultura, la silvicultura, la construcción o la huella de carbono, necesitaría 2,8 planetas Tierra, según el informe. La UE, que representa el 7% de la población mundial, absorbe el 20% de la biocapacidad del planeta azul.

Y la situación no deja de degradarse: en 1961, este «Día de la sobrecapacidad» caía el 13 de octubre.

No obstante, la situación varía según la región. Así, este año Luxemburgo superó el umbral a mediados de febrero, pero Rumanía llegará a mediados de junio.

Es «un déficit que seguimos incrementando cada año, tomando prestados recursos de la Tierra, de otros países y de las generaciones futuras», lamenta WWF.

A escala mundial, los humanos también consumen mucho más recursos de los que la Tierra es capaz de renovar y cada año el «Día de la sobrecapacidad» llega antes. En 2018 fue el 1 de agosto, mientras que en 1997 se registró a finales de septiembre.

«Pedimos a los responsables políticos que tomen medidas a la altura de la situación. Existen soluciones, ¡pero deben aplicarse ya!», reclamó la navegante Isabelle Autissier, presidenta de WWF Francia.

Entre las acciones propuestas a nivel comunitario se encuentran la adopción de una política agraria común «que preserve los recursos naturales y favorezca el empleo» y un «plan contra la deforestación y la conversión de los ecosistemas naturales». La ONG reclama también que haya reglas del control de las flotas pesqueras para garantizar la legalidad y la durabilidad de las prácticas.