Un nuevo rostro más joven y femenino para la Asamblea Nacional francesa

París – Con una nueva generación de diputados -a menudo sin experiencia política, jóvenes, y con una gran presencia femenina -la Asamblea Nacional francesa ha cambiado de rostro bajo el impulso del presidente Emmanuel Macron.

Fin del bipartidismo izquierda/derecha 

Emmanuel Macron, que se convirtió en mayo en el presidente más joven de la historia de Francia, completó su toma de poder relámpago al conseguir una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, apenas un año después de la creación de su movimiento centrista y proeuropeo.

El movimiento presidencial La República en Marcha (LREM) y su aliado centrista MoDem obtuvieron en las legislativas de junio 350 escaños de un total de 577.

Escaños obtenidos por las formaciones políticas en la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas. Gráfico: Thomas Saint-Cricq y Laurence Saubadu / AFP

Los partidos históricos de izquierda y derecha que dominaron durante décadas en Francia sufrieron una derrota amarga. El Partido Socialista, que gobernó durante los últimos cinco años, logró apenas 30 bancas, frente a 284 en la Asamblea saliente. El partido conservador Los Republicanos mantuvo 112 escaños, insuficiente para imponer una cohabitación a Macron.

 

Una Asamblea rejuvenecida

La Asamblea perdió más de cinco años de media de edad, pasando de 54 años en 2012 a 48 en 2012.

Campeón en el norte de Francia de un duelo contra un candidato proMacron, el ahora diputado de extrema derecha Ludovic Pajot, de 23 años, es el benjamín de la Asamblea Nacional. Este nuevo diputado de una circunscripción desindustrializada en crisis se ha dado a conocer por sus posiciones antinmigración.

Comparación entre la edad de los diputados franceses elegidos en 2012 y los de 2017. Gráfico: Simon Malfatto y Laurence Saubadu / AFP

La diputada más joven de la asamblea saliente, Marion Maréchal-Le Pen, provenía también del partido de extrema derecha Frente Nacional (FN). La sobrina de la líder de la formación Marine Le Pen fue elegida cuando tenía 22 años, convirtiéndose en la diputada más joven de la historia de la Quinta República francesa, fundada en 1958.

 

Una cámara con más mujeres

La nueva Asamblea Nacional bate el récord en número de mujeres, con 224 diputadas, frente a 155 en 2012.

Creado hace poco más de un año, el movimiento presidencial cuenta con el número más importante de mujeres entre sus filas con un 47% de diputadas, por delante del partido de izquierda radical Francia Insumisa (41%).

Evolución del porcentaje de diputadas en la Asamblea Nacional francesa desde 1958. Gráfico: Valentina Breschi, Simon Malfatto y Paz Pizarro / AFP

Entre las diputadas proMacron figura la abogada Laetitia Avia, de 31 años, una de las primeras mujeres de origen africano en llegar a la Asamblea Nacional.

Esta feminización va a mejorar la clasificación de Francia, que hasta ahora ocupaba el puesto 64º a nivel mundial en términos de paridad de género, por detrás de Bélgica (19), Alemania (22) o Suiza (36), según una lista de Inter-Parliamentary Union (IPU).

 

Mayor número de novatos 

Las elecciones legislativas de junio avalaron una renovación histórica del personal parlamentario: un total de 424 representantes elegidos de los 577 desempeñan su primer cargo como diputados. De los 345 candidatos a diputados que buscaban la reelección, solamente 140 lo consiguieron. Al final, aproximadamente el 75% de los escaños cambió de ocupante.

Todos los diputados de la izquierda radical y el 91% de los diputados LREM son novatos en política, frente al 40% de los diputados del partido conservador Los Republicanos y el 6% de los socialistas.

Para muchos observadores, esta ola de novatos políticos en la Asamblea augura una mayoría dócil al presidente francés, ya que muchos le deben su cargo político.

«¿Se imaginan que a esos diputados les diremos: ‘te sientas allí, votas la enmienda y obedeces?’ No, en absoluto», aseguró Jean-Paul Delevoye, presidente de la comisión de investidura de LREM.

Por Daphné Benoit y Robin Gremmel