Quedan tres años para preservar el clima

París – La humanidad debe iniciar sin falta en los próximos tres años la reducción de las emisiones de gas con efecto invernadero o, de lo contrario, no se podrá mantener el calentamiento bajo el límite de los 2°C fijado por el Acuerdo de París, advierten un grupo de expertos y científicos.

Después de haber aumentado durante décadas, las emisiones mundiales de CO2, ligadas por lo regular a la combustión de energía fósil (petróleo, gas, carbón), se han estabilizado desde hace dos años, en cerca de 41.000 millones de toneladas al año.

Pero aun a ese ritmo, el mundo habrá consumido en 20 años o menos su «presupuesto carbono», cantidad de CO2 que puede emitir antes de cruzar el límite de los 2°C.

«Hay aún mucho que hacer antes de lograr que la economía» se ponga en los límites aceptables en esa materia, indicaron en un artículo publicado en la revista científica Nature un grupo de seis expertos. «Para el clima, todo es cuestión de tiempo», añadieron.

En su artículo, estos tres climatólogos, dos expertos del desarrollo sostenible, así como la antigua responsable del clima de la ONU, la costarricense Christiana Figueres, llaman a los dirigentes del G20 a insistir sobre el plazo de 2020, en su cumbre de Hamburgo de julio.

Según ellos, algunas etapas tendrán que ser franqueadas antes de 2020.

Las energías renovables tendrán que suministrar al menos el 30% de la electricidad mundial. Y no se aprobará ninguna nueva central de carbón a partir de 2020.

En los transportes, los vehículos eléctricos deberán llegar al 15% del parque automotor (en la actualidad, suponen el 1% de las ventas de vehículos nuevos).

Los gobiernos tendrán que imponer a los vehículos pesados un consumo de combustible reducido en un 20% y a la aviación, una reducción del 20% del CO2 consumido por kilómetros (emisiones en pleno auge).

Los gases de efecto invernadero que surgen de la deforestación y de la agricultura (que representan en la actualidad el 12% del total) deberán pasar a 0 en la década, agregaron los expertos, que piden también reducir las emisiones de la industria pesada, la construcción y las infraestructuras.

Finalmente, bancos y gobiernos tendrán que multiplicar por diez el volumen de obligaciones verdes (71.000 millones de euros actualmente).

La comunidad internacional adoptó a finales de 2015 en París un acuerdo sobre el compromiso para reducir el calentamiento por debajo de 2°C en relación con las temperaturas de antes de la Revolución Industrial.

De lo contrario, lo científicos anuncian impactos crecientes, como canículas, aumento del nivel del mar o tempestades.