Macron, presidente de Francia

París – El centrista proeuropeo Emmanuel Macron fue elegido presidente de Francia -el más joven de su historia-, al ganar los comicios ante su adversaria de extrema derecha Marine Le Pen.

Con contada experiencia y sin maquinaria de partido, el sucesor de François Hollande que se define «ni de derecha ni de izquierda», se convirtió a los 39 años en el presidente más joven de la historia de Francia con poco más del 66% de los votos, contra casi el 34% de Le Pen.

La ultraderechista contaba con beneficiarse de la ola populista que llevó a los británicos a votar por el Brexit y a los estadounidenses a elegir a Donald Trump.

Pero de todos modos, la candidata antinmigración y antieuro alcanzó un resultado histórico: consiguió unos 10,6 millones de votos.

La segunda vuelta también estuvo marcada por la abstención más elevada en 50 años: más del 25%.

Otro récord: el voto nulo y blanco representó cerca del 9% de los inscritos.

El escrutinio puso fin a una campaña electoral compleja que llevó a la eliminación en la primera vuelta de los grandes partidos tradicionales.

Los primeros desafíos para Macron serán unificar a un país profundamente dividido y obtener mayoría parlamentaria en las próximas legislativas.