El coronavirus podría destruir 25 millones de puestos de trabajo en el mundo

Ginebra (Suiza) – La pandemia de coronavirus aumentará significativamente el desempleo mundial y podría dejar sin trabajo a 25 millones de personas, advirtió una organización de la ONU, la cual prevé que los trabajadores podrían perder hasta 3,4 billones de dólares de ingresos en 2020.

Sobre la base de diferentes escenarios, la pandemia podría dar lugar a un aumento del desempleo a nivel mundial de entre 5,3 millones de personas (según la proyección más optimista) y 24,7 millones (en la hipótesis más pesimista), según un informe preliminar de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado el 18 de marzo.

El informe insiste en la necesidad de medidas «de gran envergadura» para proteger a los trabajadores, reactivar la economía y apoyar los puestos de trabajo.

La reducción del número de empleos también provocará «pérdidas masivas de ingresos», afirmó la OIT. Las pérdidas globales podrían situarse entre 860.000 millones y 3,4 billones de dólares a finales de 2020, según la gama de estimaciones del estudio.

«Esto ya no es solo una crisis sanitaria global, también es una gran crisis económica y laboral que está teniendo una inmenso impacto en la gente», dijo el director general de la OIT, Guy Ryder, en un comunicado. El subempleo y el número de trabajadores pobres también podrían aumentar significativamente.

La OIT estima que entre 8,8 y 35 millones de personas más en todo el mundo se encontrarán en situación de pobreza laboral, mientras que su proyección inicial preveía una disminución de 14 millones a nivel mundial en 2020.

La OIT advierte que algunas categorías de personas corren el riesgo de verse afectadas de manera desproporcionada por la crisis del empleo, lo que podría aumentar las desigualdades. Esto incluye a las personas que realizan trabajos mal remunerados y menos protegidos, en particular los jóvenes, los trabajadores de más edad, las mujeres y los migrantes.