El BCE pide a los bancos que renuncien a los dividendos hasta octubre como mínimo

Fráncfort (Alemania) – El Banco Central Europeo (BCE) pidió a los bancos de la zona euro que no repartan dividendos ni compren acciones propias en los mercados mientras dure la pandemia del COVID-19.

Esta recomendación del supervisor de los grandes bancos de la zona euro concierne los dividendos pendientes de los años 2019 y 2020, y debe aplicarse «como mínimo hasta el 1º de octubre de 2020», precisó el BCE en un comunicado emitido el 27 de marzo.

El supervisor que opera en el seno del BCE recordó que a mediados de marzo tomó medidas de alivio temporal, para que los bancos tengan más flexibilidad a la hora de reservar fondos propios, o para gestionar los créditos de riesgo.

El objetivo era garantizar el apoyo de los bancos a la economía tambaleante. Ahora es el momento de que los accionistas de los bancos «se unan a este esfuerzo colectivo», explicó el comunicado.

Los bancos deben continuar «financiando los hogares, las pequeñas empresas y las grandes empresas». Al no distribuir dividendos, las entidades bancarias podrán igualmente «absorber las pérdidas» que generen algunos de esos préstamos de riesgo.

Algunos bancos ya repartieron beneficios correspondientes a 2019, admitió el BCE. Pero todos aquellos bancos que se disponían a votar distribución de dividendos en sus próximas asambleas de accionistas «deberían modificar esas propuestas», advirtió el banco central.