El BCE lanza un mecanismo de compra de bonos por 750.000 millones de euros

Fráncfort (Alemania) – El Banco Central Europeo (BCE) anunció el sorpresivo lanzamiento de un mecanismo por valor de 750.000 millones de euros para la compra de títulos de deuda pública y privada, con el fin de contener los efectos económicos de la pandemia de coronavirus.

El Programa de Compras de Emergencia por Pandemia tendrá carácter temporario y estará en vigor hasta que el BCE considere que «la fase crítica del coronavirus COVID-19 ha sido superada, pero en cualquier caso seguirá hasta el fin de este año», de acuerdo con un comunicado emitido el 18 de marzo por la institución.

Instantes después, el presidente de Francia expresó su «pleno apoyo» a las «medidas excepcionales» del BCE. Emmanuel Macron señaló que los Estados de la Unión Europea pueden apoyar la economía con «intervenciones presupuestarias y con mayor solidaridad financiera en el seno de la eurozona».

«Nuestros pueblos y nuestras economías lo precisan», dijo el mandatario en un mensaje en la red social Twitter. Seguidamente, los precios internacionales del petróleo abrieron la jornada del jueves con una notable alza, reflejo directo de la acción del BCE.

Este anuncio tuvo lugar apenas seis días después de que el mismo BCE anunciara un paquete de estímulo a los bancos que no logró calmar el nerviosismo de los mercados financieros.

Sin embargo, este nuevo paquete para compra de bonos de deuda fue anunciado después de que los 25 integrantes del consejo directivo del BCE mantuvieran una reunión telefónica.

En su nota, el BCE afirmó que está «comprometido a desempeñar su papel en apoyar a los ciudadanos de la zona del euro en momentos extremadamente desafiantes». El consejo del BCE también señaló que estaba listo para relajar algunas restricciones autoimpuestas en la compra de bonos para ayudar potencialmente a países como Italia.

En los últimos días, se habían levantado voces críticas con el BCE por no hacer lo suficiente para apoyar a la eurozona, en comparación con la drástica intervención de la Reserva Federal de EEUU.